«La verdad es hija del silencio y de la meditación. Mantengo la materia constantemente ante mí y espero hasta que aparecen lentamente los primeros rayos de luz, que se convierten poco a poco en una luz plena y clara.»

Isaac Newton

— Cuando la plaga de peste bubónica se extendió por Inglaterra en 1665, la Universidad de Cambridge se cerró por precaución. Newton se retiró a su casa de Woolsthorpe. La soledad es a veces un factor importante a la hora de concebir ideas nuevas. Newton se recluía en su habitación y pensaba.” —

Extraído de “Lo que no podemos saber. Exploraciones en la frontera del conocimiento”, de Marcus du Sautoy, Ed. Acantilado, Barcelona, 2018

(pág. 42)

A %d blogueros les gusta esto: