QUÉ, PORQUÉ y CÓMO MEDITAR. Nueve puntos o criterios desde donde aproximarse a una cierta comprensión de la tópica meditativa desde la psicología profunda

«A modo de recapitulación de la dinámica grupal que hemos desarrollado a lo largo de los meses de enero, febrero y marzo de 2021, voy a referirme ahora a tres aspectos desde los que plantearnos una adecuada comprensión de lo que la práctica meditativa supone desde una perspectiva psicológica.

El primero tiene que ver con una formulación básica de lo que es o significa meditar, al menos hasta donde las palabras nos permiten o autorizan a orientarnos. El segundo alude al motivo o motivos por los que la meditación puede ser entendida como una práctica beneficiosa para el equilibrio psicofísico —psíquico y físico—. Y finalmente, el tercer aspecto, se centra en cómo prácticarla, qué criterios básicos convendría tener en cuenta para su ejercicio. (…)»

VOCATUS ATQUE NON VOCATUS DEUS ADERIT El espíritu en la meditación. Reflexiones (parte II)

«De las diferentes connotaciones con las que hemos querido aproximarnos al significado del término espíritu, quisiera ahora quedarme únicamente con dos: aquella que se refiere a su relación con el potencial para percatarse o apercibirse del sentido, y aquella otra que tiene que ver con la autonomía de ese factor —o “hacedor”— que opera en y sobre nuestra interioridad, dejando el sello o impronta de un algo independiente que no se encuentra supeditado a la subjetividad de lo personal, sino que, la abarca y trasciende en todo momento y circunstancia.» (..

ANTIQUUS DIERUM. El espíritu en la meditación. Algunas reflexiones (parte I)

“El fenómeno psíquico del espíritu indica sin más que es de naturaleza arquetípica es decir, que el fenómeno llamado espíritu se basa en la existencia de una imagen primigenia autónoma, que existe en la constitución de la psique humana, universalmente y con anterioridad a la consciencia.”
C.G. Jung

(…)

El entrenamiento al frío como factor de salud

El entrenamiento al frío como factor de salud

«El frío, para una gran mayoría de gente, puede ser considerado como un factor negativo para la salud, pero cuando comenzamos a entender su función y la reacciones que produce sobre nuestro organismo puede cambiar nuestra perspectivay comenzar a ver su parte positiva y la importancia que puede tener para conservar y recuperar nuestra salud. Revisamossus formas de aplicación más sencillas, razonables y seguras. Con consejos prácticos para evitar efectos secundarios desagradables…»

Búsqueda experimental del inconsciente

Búsqueda experimental del inconsciente

«… el sueño nos revela de manera extraña con qué facilidadnuestra alma penetra en cada objeto, y como se transformainstantáneamente en este objeto”. Carl Gustav Carus seríauno de los primeros pensadores del siglo XIX que hablaría explícitamente de la interpretación de los sueños…»

Alteraciones grafo-escriturales y enfermedad de Parkinson

Alteraciones grafo-escriturales y enfermedad de Parkinson

«La escritura autográfica o manuscrita —la conducta grafoescritural—
presenta alteraciones gráficas específicas en
personas aquejadas de la enfermedad de parkinson, que
como otros de sus signos característicos, parece estar relacionada
con una insuficiencia de funcionalidad en la vía
dopaminérgica nigroestriada. Para Serratrice y Habib
(1997), la escritura de las personas aquejadas de esta enfermedad
constituye un soprendente ejemplo de agrafía
hipocinética. (…)»

Zen, satori, individuación. Acerca de la tradición Zen vista por C. G. JUNG

Zen, satori, individuación. Acerca de la tradición Zen vista por C. G. JUNG

Este trabajo constituye una inmersión en el prólogo escrito por Carl Gustav Jung en 1939 con motivo de la edición alemana de “La Gran liberación”, obra del maestro zen japonés Daisetzsu Teitaro Suzuki, cuya primera edición fue publicada en Kioto en 1934. Pretendo con ello poner en valor la relevancia que aún revisten sistemas como el Zen como impulsores del desarrollo psicológico o madurez humanística.Jung aventura en el citado prólogo agudas reflexiones que buscan el acercamiento psicológico a la experiencia nuclear del Zen, denominada satori o iluminación. (…)

Cara a cara. La simetría en la relación terapéutica — (por Enrique Galán Santamaría)

Cara a cara. La simetría en la relación terapéutica — (por Enrique Galán Santamaría)

(…) «…la psicoterapia, como hecho espiritual de Occidente en el hundimiento del orden simbólico cristiano, ha dado lugar a una revolución moral que ha fortalecido al individuo señalándole todo el poder inconsciente que la superstición, aunque se vistiera con los ropajes de la teología, estaba bloqueando, causando ese bloqueo la psicopatología que desencadenó su aparición histórica dentro de la psiquiatría y la neurología, y que hoy constituye una antropología plural y optimista, una imagen del ser humano que le permite ser más justo con lo que en otros momentos se adscribió a las imágenes de Dios. 

                  Pues no es que los dioses estén conformados a la imagen del hombre, como demuestran los hechos más explícitos, sino que lo divino en el hombre se manifiesta en su máxima inermidad, en su patología, que revela precisamente la represión de lo divino en él. Una divinidad abisal —inconsciente— que podemos llamar physis, logos, pneuma, telos, sentido, Dao o con los mil nombres de los dioses que han sido y serán, que expresan con su presencia —imaginal, emocional, filosófica, cotidiana— que por dolorosa que pueda resultar a veces, la libertad es el fenómeno humano por antonomasia. La psicoterapia, desde mi punto de vista clínico, es un dispositivo para desplegar esa libertad, también conocida como creatividad.»