Estrés por confinamiento

“Que muchas cosas no son lo que aparentan ser, podría ser la objeción que encontrásemos en alguna parte de nuestra interioridad a las razones mediante las que sostenemos la necesidad de ajustarnos dócilmente al presente confinamiento, procurando asimilarlo como recogimiento, proceder racional cauteloso, imperativo social solidario…”

La practica meditativa

“Es evidente que el malestar físico afecta nuestra mente o interioridad -nuestro psiquismo-. También lo es el hecho de
que el bienestar psicológico, y con él la calidad de nuestras emociones, influyen de manera notable en el modo de sobrellevar la mayoría de las enfermedades. No sólo esto, sino que muy a menudo, contribuyen a un mejor curso y pronóstico de las mismas.” (Click para seguir leyendo el artículo)

Silencio, meditación y verdad

«La verdad es hija del silencio y de la meditación. Mantengo la materia constantemente ante mí y espero hasta que aparecen lentamente los primeros rayos de luz, que se convierten poco a poco en una luz plena y clara.»

Isaac Newton

GESTICULACIÓN ESCRITURAL Y LENGUAJE SIMBÓLICO-ARQUETÍPICO

“Si no hubiese actitudes típicas (arquetípicas), la escritura autográfica NO resultaría interpretable en términos caracterológicos.

NADA inteligible nos “diría” acerca de la personalidad del sujeto que escribe.

Todo en ella resultaría idiosincrásico y personal. Por tanto, imposible de comprender.”

Estrés por confinamiento

“Que muchas cosas no son lo que aparentan ser, podría ser la objeción que encontrásemos en alguna parte de nuestra interioridad a las razones mediante las que sostenemos la necesidad de ajustarnos dócilmente al presente confinamiento, procurando asimilarlo como recogimiento, proceder racional cauteloso, imperativo social solidario…”

La practica meditativa

“Es evidente que el malestar físico afecta nuestra mente o interioridad -nuestro psiquismo-. También lo es el hecho de
que el bienestar psicológico, y con él la calidad de nuestras emociones, influyen de manera notable en el modo de sobrellevar la mayoría de las enfermedades. No sólo esto, sino que muy a menudo, contribuyen a un mejor curso y pronóstico de las mismas.” (Click para seguir leyendo el artículo)

Silencio, meditación y verdad

«La verdad es hija del silencio y de la meditación. Mantengo la materia constantemente ante mí y espero hasta que aparecen lentamente los primeros rayos de luz, que se convierten poco a poco en una luz plena y clara.»

Isaac Newton

De puertas para adentro

Diez reflexiones generales para un tiempo de retiro y confinamiento en positivo

1. Todas las cosas son transitorias. Las dificultades también. Este puede —y debería— ser un tiempo para la reflexión y revisión de cuantos valores articulan tu vida personal.
2. El optimismo realista, la esperanza, el valor y la determinación positiva hacia la vida, fortalecen el sistema inmunitario y estimulan la vitalidad natural de nuestro entramado psicofísico.
3. Practica, siempre que repares en ello, el autodistanciamiento (V. E. Frankl). Todos los seres humanos disponemos de la capacidad para distanciarnos emocionalmente de las situaciones más adversas, así como de los muchos pensamientos irracionales que perturban e inquietan nuestra interioridad personal.
4. Familiarízate todo lo que puedas con tu modo involuntario de respirar. Hazte plenamente consciente de esta función fisiológica fundamental. Sin intervenirla o modificarla, siente y aprecia su extraordinaria capacidad para oxigenarte y aliviarte, tanto física, como mentalmente. Aprende a respirar mejor de lo que lo haces.
5. No te entregues a la desidia ni a la inacción. Mantén tu cuerpo activo en la medida que puedas. Presta particular atención a tus posturas corporales inadecuadas. Mantén, siempre que te sea posible, tu columna erguida y distendida a la vez. 
6. Si mantienes tu mente atenta y conectada a lo presente, momento a momento, verás disiparse por sí mismos los síntomas de la angustia y la ansiedad. La calma y el contento proceden de una mente centrada y concentrada, nunca de la dispersión inatenta.
7. Sé amable contigo mismo. No te juzgues. Procura no mentirte y asumir responsablemente lo que sientes o percibes de tu persona profunda —inconsciente—, aunque ocasionalmente te choque o contraríe. Esta actitud te llevará a ser mucho más justo, objetivo y ecuánime de lo que imaginas, con los demás.
8. Descubre y amplía los potenciales creativos de tu mente, dales un cauce adecuado, cultívalos. Son un camino para el aprendizaje y el desarrollo personal que te proporcionará grandes satisfacciones.
9. No niegues ni rechaces tus sentimientos de vulnerabilidad, miedo o debilidades. Tu peor aliado es la división o disociación neurótica. Acéptalos como partes integrantes de tu totalidad. No lo son todo, pero están ahí. Si algo nos rescata de fantasmas, es la desnuda realidad.
10. Confía en ti mismo por encima de todo, en tu ser o personalidad profunda. Permítete ser auténtico, sincero, generoso, y sobre todo, compasivo. No se trata de inventarte tales cualidades, ni de postureos auto-impuestos, sino de abrirte definitivamente a los fundamentos inconscientes de tu humanidad esencial e inmanente. 

El entrenamiento al frío como factor de salud

“El frío, para una gran mayoría de gente, puede ser considerado como un factor negativo para la salud, pero cuando comenzamos a entender su función y la reacciones que produce sobre nuestro organismo puede cambiar nuestra perspectivay comenzar a ver su parte positiva y la importancia que puede tener para conservar y recuperar nuestra salud. Revisamossus formas de aplicación más sencillas, razonables y seguras. Con consejos prácticos para evitar efectos secundarios desagradables…”

Búsqueda experimental del inconsciente

«… el sueño nos revela de manera extraña con qué facilidadnuestra alma penetra en cada objeto, y como se transformainstantáneamente en este objeto”. Carl Gustav Carus seríauno de los primeros pensadores del siglo XIX que hablaría explícitamente de la interpretación de los sueños…»

Alteraciones grafo-escriturales y enfermedad de Parkinson

«La escritura autográfica o manuscrita —la conducta grafoescritural—
presenta alteraciones gráficas específicas en
personas aquejadas de la enfermedad de parkinson, que
como otros de sus signos característicos, parece estar relacionada
con una insuficiencia de funcionalidad en la vía
dopaminérgica nigroestriada. Para Serratrice y Habib
(1997), la escritura de las personas aquejadas de esta enfermedad
constituye un soprendente ejemplo de agrafía
hipocinética. (…)»