El mejor amigo del hombre…

Todo el que conviva con un perro convendrá conmigo en que:

-Su disposición anímica para contigo es siempre la misma, afectuosa, delicadamente atenta, sin un ápice de rencor, ni de reproche alguno.

-Sabe intuitivamente mantenerse a tu lado en silencio, muchas veces poniendo de manifiesto un radical respeto por tu cansancio, estrés, cabreo o abatimiento.

-Puede y sabe expresarte de maneras respetuosamente diversas, que algo no le gusta, pero si te empeñas o insistes en ello (por lo que entiendes que es su propio bien o el de todos), lo aceptará desde una genuina humildad.

-De un simple barrido (o escaneado) sensorial (mirándote, oliéndote…) su mente discierne y sabe cómo te sientes. Sabrá acompañarte discretamente y a la debida distancia.

-Nunca te dejará atrás o en peligro, solo.

-Siente tanta o más alegría que cualquiera, cuando vuelves a tu casa. Lo festeja y te lo muestra SIEMPRE, de elocuentes maneras.

-Su modo verdaderamente inocente de mirarte a los ojos, desarma todas tus máscaras y te cura de las mil falsedades cotidianas, características del roce social con otros humanos.

(…) podría seguir engrosando esta lista sin esfuerzo, pero tu ya sabes de sobra cuántas cosas más podrían venir a continuación…

¿Conoces algún amigo más digno y estimable?

¿Crees que es una criatura viviente de inferior categoría y derechos que un ser humano cualquiera?, ¿Algún argumento a favor de dicha hipótesis?

Ellos son sin duda, seres completos, capaces de amar y de mostrarte caminos que te harán mejor persona. No les des la espalda, aún cuando tu vida corra peligro, ellos no lo harán nunca.

A %d blogueros les gusta esto: