Con mi tía (hermana de mi madre), esta tarde (Sábado 15 de JULIO de 2017). Se ha ido desorientando en los últimos meses, y hay una gran tristeza en su semblante, en la expresión de su mirada…, lejana y perdida…, a la vez que una profunda serenidad y aceptación, una calma que transmite con todo su cuerpo y presencia…; es una mujer realmente fuerte y bondadosa, como lo fue mi madre…; cuando siento el tacto de sus manos y las observo, puedo advertir claramente en ellas el íntimo parentesco con las de mi madre…

A %d blogueros les gusta esto: