«La tarea suprema del hombre cuya trayectoria vital desciende es la individuación. Es el momento en el que debe tomar conciencia de su ser profundo, donde él puede, gracias a esta toma de conciencia, entrar en una corriente espiritual que le permita una nueva progresión de su energía psíquica.»

Ania Teillard

A %d blogueros les gusta esto: