Cara a cara. La simetría en la relación terapéutica — (por Enrique Galán Santamaría)

(…) “…la psicoterapia, como hecho espiritual de Occidente en el hundimiento del orden simbólico cristiano, ha dado lugar a una revolución moral que ha fortalecido al individuo señalándole todo el poder inconsciente que la superstición, aunque se vistiera con los ropajes de la teología, estaba bloqueando, causando ese bloqueo la psicopatología que desencadenó su aparición histórica dentro de la psiquiatría y la neurología, y que hoy constituye una antropología plural y optimista, una imagen del ser humano que le permite ser más justo con lo que en otros momentos se adscribió a las imágenes de Dios. 

                  Pues no es que los dioses estén conformados a la imagen del hombre, como demuestran los hechos más explícitos, sino que lo divino en el hombre se manifiesta en su máxima inermidad, en su patología, que revela precisamente la represión de lo divino en él. Una divinidad abisal —inconsciente— que podemos llamar physis, logos, pneuma, telos, sentido, Dao o con los mil nombres de los dioses que han sido y serán, que expresan con su presencia —imaginal, emocional, filosófica, cotidiana— que por dolorosa que pueda resultar a veces, la libertad es el fenómeno humano por antonomasia. La psicoterapia, desde mi punto de vista clínico, es un dispositivo para desplegar esa libertad, también conocida como creatividad.”

La serotonina y los dos cerebros

“La serotonina, o 5-HT, también denominada enteramina o amina intestinal, es el neurotransmisor principal en el llamado segundo cerebro, el Sistema Nervioso Entérico, y uno de los más importantes en el Sistema Nervioso Central: el primer cerebro o cerebro propiamente dicho. Tener en mente sus funciones y su metabolismo, reconocer los síntomas derivados de su déficit funcional y saber cómo y cuándo aumentar su actividad, ya sea por métodos farmacológicos o no farmacológicos, nos ayudará a entender lo que está pasando en las “tripas” y en las emociones de nuestros pacientes, y, por tanto, a poder mejorar sus síntomas y su calidad de vida. En el artículo, se revisan los conocimientos actuales sobre el papel de aquella en la fisiología intestinal y en el estado de ánimo, así como la implicación de su transportador, el SERT, en la fisiopatología del Síndrome del Intestino Irritable, condición en la que se están utilizando, con aceptables resultados, los Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina. Finalmente, se refieren diferentes formas de elevar los niveles de serotonina de forma no farmacológica (con la dieta, el ejercicio físico y la meditación o Mindfulness), en línea con la Medicina Naturista, en un intento de mejorar con ello algunos de los síntomas del Síndrome del Intestino Irritable.
Palabras clave: serotonina, sistema nervioso entérico, inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina, síndrome del Intestino Irritable, medicina naturista. (…)”

Consciencia y desarrollo espiritual. Con motivo de reseñar la obra: «Zen en la plaza del mercado»

Moreno, MJ. Consciencia y Desarrollo espiritual. Con motivo
de reseñar la obra: «Zen en la plaza del mercado». MEDICINA NATURISTA · 2018; Vol. 12 · Nº 2 pag 7-9.

Cara a cara. La simetría en la relación terapéutica — (por Enrique Galán Santamaría)

(…) “…la psicoterapia, como hecho espiritual de Occidente en el hundimiento del orden simbólico cristiano, ha dado lugar a una revolución moral que ha fortalecido al individuo señalándole todo el poder inconsciente que la superstición, aunque se vistiera con los ropajes de la teología, estaba bloqueando, causando ese bloqueo la psicopatología que desencadenó su aparición histórica dentro de la psiquiatría y la neurología, y que hoy constituye una antropología plural y optimista, una imagen del ser humano que le permite ser más justo con lo que en otros momentos se adscribió a las imágenes de Dios. 

                  Pues no es que los dioses estén conformados a la imagen del hombre, como demuestran los hechos más explícitos, sino que lo divino en el hombre se manifiesta en su máxima inermidad, en su patología, que revela precisamente la represión de lo divino en él. Una divinidad abisal —inconsciente— que podemos llamar physis, logos, pneuma, telos, sentido, Dao o con los mil nombres de los dioses que han sido y serán, que expresan con su presencia —imaginal, emocional, filosófica, cotidiana— que por dolorosa que pueda resultar a veces, la libertad es el fenómeno humano por antonomasia. La psicoterapia, desde mi punto de vista clínico, es un dispositivo para desplegar esa libertad, también conocida como creatividad.”

La serotonina y los dos cerebros

“La serotonina, o 5-HT, también denominada enteramina o amina intestinal, es el neurotransmisor principal en el llamado segundo cerebro, el Sistema Nervioso Entérico, y uno de los más importantes en el Sistema Nervioso Central: el primer cerebro o cerebro propiamente dicho. Tener en mente sus funciones y su metabolismo, reconocer los síntomas derivados de su déficit funcional y saber cómo y cuándo aumentar su actividad, ya sea por métodos farmacológicos o no farmacológicos, nos ayudará a entender lo que está pasando en las “tripas” y en las emociones de nuestros pacientes, y, por tanto, a poder mejorar sus síntomas y su calidad de vida. En el artículo, se revisan los conocimientos actuales sobre el papel de aquella en la fisiología intestinal y en el estado de ánimo, así como la implicación de su transportador, el SERT, en la fisiopatología del Síndrome del Intestino Irritable, condición en la que se están utilizando, con aceptables resultados, los Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina. Finalmente, se refieren diferentes formas de elevar los niveles de serotonina de forma no farmacológica (con la dieta, el ejercicio físico y la meditación o Mindfulness), en línea con la Medicina Naturista, en un intento de mejorar con ello algunos de los síntomas del Síndrome del Intestino Irritable.
Palabras clave: serotonina, sistema nervioso entérico, inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina, síndrome del Intestino Irritable, medicina naturista. (…)”

Selección bibliográfica: «Zen en la Plaza del Mercado» (Dokushô Villalba)

“«Zen en la Plaza del Mercado» es un original tratado sobre las consecuencias éticas que se derivan de la transformación psicológica profunda a la que el budismo en general, y el Zen en particular, aspira o proclama y que denomina «despertar», consecuencia última del proceso madurativo al que aboca la Vía del Zen. El libro está estructurado en tres partes y rescata en su tramo final a modo de epílogo, dos clásicos de la generación a la que pertenece el Maestro: las necesidades humanas según Abraham Maslow y el discurso del jefe indio Noah Sealth. La primera parte se ocupa de forma sintética, clara y precisa del Zen: su historia, la experiencia sobre la que se asienta, la consciencia y la meditación (zazen). La segunda parte recoge una exposición metódica y detallada de las leyes fundamentales de la religión del mercado y sus trágicas consecuencias. La tercera, aquella que da su título al libro, supone un hito de originalidad en la didáctica expositiva de la tradición Zen al ocuparse de las trágicas condiciones de explotación (manipulación) y miseria que proceden de las condiciones sociales a las que se ve expuesta la consciencia subjetiva del ser humano, atrapado en el fraude (la ilusión) de un progreso parcial y en gran medida aparente, basado primordialmente en la estructura social capitalista, el consumismo y el culto al dinero (la religión de mercado).”

ACERCA DEL SUICIDIO

“La carencia de sentido impide la plenitud de la vida y significa por ello enfermedad. El sentido hace muchas cosas, quizá todas, más soportables. Ninguna ciencia sustituirá al mito y no resultará mito de ninguna ciencia.”

C. G. JUNG

Una de las fallas en la motivación humana por vivir se encuentra seguramente en la voluntad de quitarse la vida, comúnmente denominada suicidio. Asturias lidera, junto con Galicia, las tasas anuales de suicidios en España. Según el presidente de la sociedad española de psiquiatría, julio Bobes, unas 160 personas consuman al año el acto suicida en nuestra región. (…)”

El Mito del Mal

“Tendemos a considerar el mito como un embuste, fantasía o creencia errónea. Sin embargo, lo mítico nos permite conectar con realidades que no sabemos bien como explicarnos del todo, brindándonos un horizonte desde el que dialogar con lo simbólico, entendiendo por ello, el eco de realidades primordiales y constitutivas.

´El mal´ es uno de esos mitos humanos fundamentales alusivo de una realidad recurrente que se nos representa, una y otra vez, a lo largo de la experiencia cotidiana, despertándonos a un universo que sabemos está “ahí”, en algún recodo de nuestra circunstancia vital, tanto en lo colectivo como en lo personal. (…)”

Leer más